jueves, julio 28, 2016

Cuando los Premios Nobel se Equivocan

Dr Julio Muñoz Rubio de la Unión de Científicos
Comprometidos con la Sociedad
Una de las concepciones más erradas que existen sobre la ciencia y que ha tenido consecuencia muy nocivas sobre la sociedad es que se trata de un conocimiento completo y tendiente inexorable e ineluctablemente a la verdad; que la ciencia siempre está produciendo y verificando verdades y que el error siempre es corregido a tiempo. Cuando menos esa es la visión que el neófito tiene acerca de la ciencia. Una segunda concepción errada y nociva es la que la ciencia es una actividad propia de mentalidades especialmente talentosas y brillantes, las cuales están especialmente capacitadas para no admitir la intromisión de subjetividades en la investigación. Así las cosas, sólo los pocos que posean esas cualidades pueden elaborar conocimiento científico, es decir, objetivo. Ambas ideas son falsas. La ciencia, por una parte, está plagada de errores. El acierto y la verdad en ciencia sólo se pueden alcanzar en contraste con el error y la equivocación; la duda está siempre presente en la ciencia. Los científicos se han equivocado muchas más veces de las que han acertado a lo largo de la historia y sólo en función de eso han podido llegar a determinar verdades, las cuales muchas veces son desmentidas como tales después de algún tiempo, revelando nuevos errores. Por otra parte, el encumbramiento que se hace de los científicos como poseedores de inteligencias poderosas e inalcanzables para quienes no pueden serlo se ha utilizado como una herramienta de poder, muy frecuentemente defensora de deshonrosas causas como el racismo, la misoginia, la homofobia, el clasismo, la destrucción ambiental o tecnologías de alto poder destructivo, como las militares y, dentro de ellas, la energía nuclear.Más aún, dentro de la comunidad científica existe una jerarquización según la cual quienes poseen un status más alto, curriculum más voluminoso o premios, están rodeados por un aura de infalibilidad y de brillantez. Su palabra es irrebatible.Todo esto es de gran relevancia a la luz del documento firmado por cerca de un centenar de premios Nobel que se pronuncian a favor de la producción de alimentos transgénicos.Se busca impactar en la opinión pública mediante un ardid publicitario en el que gran cantidad de poseedores del máximo galardón intelectual (no siempre científico), al tomar partido por los alimentos transgénicos, parecen dar, con su galardón un mentís definitivo a la oposición a la agrobiotecnología.
Pero el hecho de que sean premios Nobel no implica que de entrada tengan razón. Pensar que la tienen por poseer ese reconocimiento es construir un razonamiento falaz. Un sujeto cualquiera tiene la razón cuando sus proposiciones, enunciados, argumentos, corresponden a la realidad, a la verdad, o al menos cuando trazan un camino hacia ella. Si no ocurre así, no tiene razón, por mucho que sea un científico célebre y hasta galardonado con un premio Nobel.Si se quiere hacer una evaluación del documento que los mencionados Premios Nobel redactaron en defensa de los alimentos transgénicos, lo que se tiene que hacer es leerlo de arriba abajo y de izquierda a derecha, y sólo al acabar de leerlo y analizarlo, proceder a avalarlo o rechazarlo. El peor error que se puede cometer es comenzar por las firmas y, una vez que se constata que lo firman varios premios Nobel, entonces proceder a leerlo, ya convencidos de que personajes de este nivel no pueden equivocarse.Ahora bien, sean lo que sean los signatarios del multicitado documento, redactado en contra de diversos puntos de vista de Greenpeace sobre los alimentos transgénicos, lo cierto es que se posicionan a favor de una de las más erradas formas de argumentación científica de los últimos tiempos, atrasada más de cuatro décadas en sus bases científicas (sobre todo de biología molecular) y más de tres siglos en cuanto a su metodología (ateniéndose a los métodos de ciencia de sistemas simples, propia de la física de los siglos XVI al XVIII).En vez de utilizar su poder como premios Nobel para apoyar los intereses de grandes empresas trasnacionales como Monsanto, Syngenta o Du Pont, con todos sus negros historiales de contaminadoras y destructoras del ambiente y de la salud, estos intelectuales bien podrían dedicarse, como parte de la defensa de principios éticos elementales, a fomentar un discurso crítico y por tanto a la búsqueda de verdades en la ciencia, promoviendo en todo caso los debates intelectuales y ayudar a ampliar las libertades para el género humano y por último, defender a la naturaleza de los insaciables asedios de aquellas empresas y el sistema que las sostiene.
*Investigador de la UNAM, miembro de la UCCS.
.....
El escrito de arriba es en respuesta a la carta suscrita por 107 personajes que han recibido el premio nobel. Añadimos aquí la liga a la noticia sobre el texto:
https://www.washingtonpost.com/news/speaking-of-science/wp/2016/06/29/more-than-100-nobel-laureates-take-on-greenpeace-over-gmo-stance/
Llama la atención en el texto sobre uno de los "fundamentos" que escriben los personajes:
“We’re scientists. We understand the logic of science. It's easy to see what Greenpeace is doing is damaging and is anti-science," .." el hecho de ser científicos no los hace comprender netamente el universo, más aún cuando sigue generándose información sobre los efectos de diferentes productos que hasta el día de ahora, no existía en el planeta. Ahora vivimos una etapa inédita en la cual un ser se compone de varios componentes de organismos que evolucionaron de manera independiente y no podemos declarar sin después cometer el error de que es "anti-científico" ya que la misma ciencia se construye a partir de errores previos y no es definitiva. Esta aseveración por parte de los científicos me parece arrogante.

domingo, enero 06, 2013

Búho gris, el primer indio conservacionista

Gran Búho gris o Gran búho cornudo, Wa-sha-quon-asin, 
en la lengua Ojibwe wenjiganoozhiinh.

(September 18, 1888 – April 13, 1938).


Fue un hombre que se volvió un mito en su propio tiempo. Adoptó una entidad de Primeras naciones o indígena cuando llegó a Canadá como adulto. Nacido en Inglaterra, Archibald Stansfeld Belaney, migró al Gigante del Norte, Canadá en la primera década del siglo XX. se erigió como un notable escritor, conferencista y uno de los más notables apóstoles defensores de la vida silvestre. En sus experiencias con los indios Ojibwe que lo adoptaron conoció su cultura, lengua, costumbres y formas de trampeo de animales silvestres. Cuando conoció a la joven de origen Iroquí, Gertrude Bernard, fue su conversión de cazador a conservacionista.

La película que da vida a este personaje inspirada en libros y su biografía: Grey Owl (1999) protagonizada por Pierce Brosnan ydirigida por Richard Attenborough, jamás fue proyectada en EEUU y por ello tampoco fue vista en México, razón por la cual no sabemos de ella.Es ahora que me suscribí a una conocida firma de videos vía internet que pude ver este película.

Este mítico personaje fue un joven que vivió una vida de abandono por su padre y madre. Vivió al amparo de sus tías que lo adoptaron en la tierna infancia en Hastings, Inglaterra. Posteriormente este joven inquieto fascinado por la química y la literatura, encantado por la vida de los indios de América partió a Canadá.

Belaney se creó una historia en la cual decía que su padre era un escocés inmigrante, casado con una joven apache, nacido en Hermosillo, Sonora, México. Lo cual como se sabe en la actualidad fue una forma de fundamentar su origen indígena. Tiñó su cabello con Henna y oscureció su piel para parecer nativo de Norteamerica. Suprimió su acento inglés y conoció a una mujer Métis con quien se casó y abandonó posteriormente. Cuando se enlistó en la armada Canadiense tuvo que regresar al Reino Unido para ser atendido por uan lesión en el pie que le gangrenó el pie, en donde reconoció a una amiga de la infancia con la cual casó, para después regresar a Canadá y partir sin ella.

Continuó con su identidad india y su disgusto por la civilización, la pérdida del bosque y de fauna como del castor, símbolo de Canadá, fue determinante en su cambio de actitud, en particular después de conocer a una joven Iroquí, Pony o Anahareo quien lo instó a abandonar el trabajo de "trampeo" después de dejar huérfanos a un par de castores cuya madre pereció en una de las trampas de Búho Gris. Escribió en diversas publicaciones como el British magazine Country Life en la cual relató pasajes sobre la vida silvestre. Durante dos años trabajó en su libro, The Men of the Last Frontier, El hombre de la última frontera. Siete años antes de su muerte con las conferencias dictadas en el Reino Unido, Canadá y EEUU se convirtió en una celebridad.

Dos de los trabajos escritos más simportantes de Grey Owl fueron los best-sellers, Pilgrims of the Wild, Peregrinos de la vida silvestre y The Adventures of Sajo and Her Beaver People, Las Aventuras de Sajo y la gente castor, reconocidos como unos clásicos. Fue protagonista de videos cuando fue contratado como un guardabosques en los parques nacionales de  Even Parks y Beaver Lodge en Prince Albert National Park.

Búho gris no se equivocó al adoptar una identidad india, ya que los nativos que lo conocieron y supieron de su identidad jamás lo desconocieron, mientras que aquellos occidentales que lo apoyaron cuando lo vieron como un indígena excepcional le dieron la aespalda ya muerto cuando conocieron su verdadera identidad inglesa y su debilidad por la bebida. Esto mermó los apoyos de conservación que se habían generado por su trabajo y conferencias. Sólo el tiempo, la realidad y los escritos de sus antiguas esposas que lo apoyaron y lo amaron han dejado un legado que se sigue reconociendo en la actualidad como un visionario de la conservación de los recursos naturales para nuestra propia subsistencia.

Necesitaremos de otro revolucionario y soñador como Búho gris y Gertrude Bernard para que los bosques, selvas, mares, y recursos naturales sean considerados como parte de nuestra propia existencia, indispensables para sobrevivir como especie?.





viernes, marzo 09, 2012

Maíz, ¡ahora o nunca!

Elena R. Álvarez-Buylla y Alma Piñeyro Nelson

La nota completa: http://www.jornada.unam.mx/2012/03/09/opinion/023a1pol

La realidad y la ciencia formal han demostrado que la diseminación transgénica es incontrolable una vez que se liberan los transgénicos al ambiente


La liberación de cultivos transgénicos en sus centros de origen y diversidad se ha prohibido en el mundo entero. La razón es muy simple: en estos sitios los cultivos biotecnológicos pueden entrecruzarse con las variedades nativas cultivadas y silvestres. En las variedades nativas se insertarán y acumularán los genes artificiales o transgenes de los cultivos transgénicos: esto implica incertidumbres, riesgos y daños inadmisibles. A más de 15 años de su liberación, prácticamente todos los beneficios prometidos por los cultivos transgénicos han sido desmentidos (por ejemplo, no producen más que los no transgénicos), mientras que los estudios científicos documentan daños. Por ello los europeos se han negado a la liberación y consumo de los transgénicos y las grandes compañías han cerrado su producción en aquel continente. En Estados Unidos, Sudamérica y Asia su uso ha implicado ahorros en mano de obra y grandes negocios; y costos agrícolas-ambientales (supermalezas tolerantes al glifosato que vende Monsanto para sus transgénicos Roundup-Ready, plagas resistentes a los transgénicos Bt, contaminación de cuerpos de agua y suelos con moléculas pesticidas) y efectos nocivos en salud...

México es centro de origen y diversidad del maíz (Zea mays) con miles de variedades de maíz nativo (criollo), varias especies de teocintle (Por ejemplo, Zea mays subsp. parviglumis, Zea mays subsp. mexicana, Zea diploperennis) y de otro cereal emparentado al maíz (Tripsacum spp). Esta diversidad está dispersa en todo el país (biodiversidad.gob.mx/genes/mapaAgricultura.html), acoplada a una diversidad cultural que le da vida y vive de ella. Todas estas variedades y especies nativas son interfértiles con cualquier otra variedad de maíz, incluido el maíz amarillo transgénico que quieren liberar.

¿Por qué nos preocupa la contaminación transgénica, si con la revolución verde se liberaron maíces híbridos que se entrecruzaron con los maíces nativos y estos últimos aún persisten? Los híbridos resultaron de cruzas entre maíces, mientras que los transgénicos tienen genes artificialmente ensamblados en laboratorios de las compañías. Los transgenes combinan genes de bacterias, virus, plantas y/o animales, no son tan estables como antes se pensaba y algunas de sus secuencias hacen que otros genes lejanos se sobrexpresen o inhiban anormalmente. Finalmente, estos transgenes están patentados y eventualmente se pueden usar para identificar como propiedad privada acervos de semillas contaminadas en favor de las compañías que los ensamblaron.

Una vez liberados al ambiente, los cultivos transgénicos florecerán (espigarán) y soltarán el polen (células masculinas) que lleva todos los genes de la planta –incluidos los transgenes–. Este polen llegará a los xilotes o flores femeninas de plantas de maíz nativo y las mazorcas resultantes llevarán granos con transgenes. Algunos granos contaminados se guardarán como semillas y éstas se intercambiarán para ser sembradas; las plantas que germinen y crezcan a partir de estas semillas ya contaminadas se volverán una nueva fuente de transgenes. Las semillas transgénicas serán llevadas a sitios lejanos y se irán diseminando los transgenes patentados a las siembras de maíces nativos de todo México. Algunos transgenes y sus combinaciones causarán aberraciones impidiendo el uso de algunas semillas. En la naturaleza ha habido eventos de movimiento de genes de algunas especies a otras muy distintas. Sin embargo, hay mecanismos naturales, aún no comprendidos, que restringen estas transferencias horizontales, que no ocurren al azar, y por ello hay distinciones claras entre especies.

Además, a diferencia de los híbridos tradicionales, cuyas características visibles pueden ser reconocidas por los campesinos, para poder detectar a los transgenes se necesitan costosos análisis de laboratorio, que además requieren de materiales también patentados. Entonces, si la diseminación transgénica se permite, la bioseguridad también quedará controlada por trasnacionales: es una contaminación silenciosa y potencialmente dañina que cancelará la soberanía alimentaria y la posibilidad de comer maíz sin transgenes para siempre; además, condenará a los campesinos a la pobreza y a algunos grandes productores a la dependencia tecnológica. Adicionalmente, los transgenes de los maíces biorreactores que producen fármacos ¡tampoco se podrán detectar!

La realidad y la ciencia formal han demostrado que la diseminación transgénica es incontrolable una vez que se liberan los transgénicos al ambiente. Con la moratoria se ha restringido la contaminación a pocos sitios y aún se puede evitar, controlar y revertir. Sin embargo, la liberación de maíces transgénicos a mayor escala (piloto y/o comercial), como pretende aprobar el gobierno actual, resultará en una diseminación y acumulación irreversibles. Es un experimento incontrolable con riesgos socioeconómicos, ambientales y de salud inadmisibles. Los beneficios serían sólo para un puñado de empresas monopólicas, a las que, como a las responsables de la contaminación por minería a cielo abierto... sólo las mueve el lucro. Si todos actuamos ya, podríamos impedir la liberación de maíz transgénico en su centro de origen y diversidad: México. ¡Es ahora o nunca!

Instituto de Ecología, UNAM & UCCS

miércoles, septiembre 21, 2011

URGENTE: SOLIDARIDAD CON EL VALLE DEL YAQUI

Nos hacen llegar esta información para su difución:

http://zapateando.wordpress.com/2011/09/14/nombres-de-las-13-personas-detenidas-por-la-pgr-en-vicam-por-ordenes-del-gobierno-de-sonora-que-encabeza-guillermo-padres/

http://www.frayba.org.mx/archivo/boletines/110912_boletin_20_vicam.pdf

http://zapateando.wordpress.com/2011/09/13/pronunciamiento-de-solidaridadcon-el-pueblo-yaqui-red-vs-la-represion-agua-para-vicam-ojarasca/

http://zapateando.wordpress.com/2011/09/11/pronunciamiento-del-congreso-nacional-indigena-para-la-tribu-yaqui-deciden-yaquis-continuar-con-bloqueo-en-vicam-yaquis-mayos-y-guarijios-en-desobediencia-civil-pacifica-jornada-nacional-contr/

La madrugada de hoy fuerzas policiacas de Sonora desalojaron el bloqueo que, sobre la carretera internacional a la altura de Vicam,  mantenía desde ayer la población del Valle del Yaqui contra la construcción del proyecto hidraúlico conocido como "El Novillo". Se confirma que hay nueve manifestantes detenidos, aparentemente integrantes de la guardia tradicional de los pueblos yaquis.

 Ayer 8 de septiembre a las dos de la tarde, la población organizada de Cajeme encabezados por la tribu Yaqui, determinaron cerrar la circulación de la autopista internacional para exigir al gobierno del Estado de Sonora acatar la resolución judicial que lo obliga a suspender la construcción del acueducto independencia, por medio del cual se propone explotar el río Yaqui para abastecer de agua potable a la ciudad de Hermosillo.

 La propuesta más factible para garantizar el derecho al agua en la capital del Estado sigue siendo la instalación de plantas desalinizadoras en la costa sonorense.

 Por alguna razón que se desconoce, los medios regionales mienten abiertamente, mientras que los medios nacionales se encuentran amordazados. Lo cierto es que entre la noche de ayer y la madrugada de hoy las fuerzas estatales de seguridad fueron utilizadas por el gobernador Padrés  para garantizar su determinación de incumplir la Ley, lo que se suma a las causales de desafuero que continúan incrementándose en su contra. Palabras más palabras menos, ayer alrededor de las diez de la noche el vuelo de un helicóptero permitió cubrir los balazos al aire y a las pies que dispararon policías estatales sobre guardias tradicionales de la tribu. En reunión plenaria, el consejo tradicional  autorizó la portación de armas exclusivamente para fines defensa (lo que corresponde con el derecho que les asiste) y asimismo se acordó la ampliación del bloqueo sobre  las brechas, lo que implicaría el cierre definitivo del paso carretero. En estas circunstancias, casi a las cuatro de la mañana la policía del Estado desalojó el bloqueo sobre la carretera internacional, ejerciendo al mismo tiempo órdenes de aprehensión en contra de nueve integrantes de la tribu Yaqui, aparentemente, acusados de haber disparado la noche anterior sobre la policía estatal, lo cual es totalmente falso.

 Es URGENTE difundir la información que esta generándose en el sur de Sonora, para salvaguardar la integridad y la vida de los hermanos yaquis bajo asedio, para proteger a la población de Ciudad Obregón determinada a defender el agua del Valle y sobre todo, para efectos de concientizar a la población mexicana sobre la gravedad de los conflictos que en torno al problema del agua están suscitándose en el noroeste del país. Porque de hecho, el conflicto que esta viviéndose el día de hoy en el Valle del Yaqui, inició  entre  las poblaciones de la sierra de Nayarit con motivo de la construcción de la presa de El Cajón y  comenzó a transformarse en uno de los principales problemas sociales a nivel  regional a partir de los enfrentamientos suscitados en el sur de Sinaloa a consecuencia de la construcción de la presa de Picachos. Lo  que ha determinado que la "…pobre gente de San Bernardo –como atinadamente lo subrayó la prensa local independiente-, haya quedado atrapada entre dos fuegos: por un lado los soldados, por el otro los bandoleros", lo que por extraño que parezca en pleno siglo XXI,  ha orillado a muchas de las localidades arrasadas por las nuevas obras hidráulicas para "andar con el pueblo a cuestas de la sierra sobreviviendo como nómadas".

EL ACOPIO DE RESERVAS HÍDRICAS EN EL NORTE DE MÉXICO NO PUEDE HACERSE COSTA DEL  EXTERMINIO DE LAS POBLACIONES SERRANAS E INDÍGENAS.

 REITERAMOS QUE EN ESTOS MOMENTOS ES MUY URGENTE ESTABLECER UN PUENTE INFORMATIVO, INTENSIFICAR LAS PROTESTAS EN REDES SOCIALES  Y ESTAR AL TANTO SOBRE EL CURSO DE LOS ACONTECIMIENTOS

miércoles, junio 22, 2011

EL GABINETE - Proyección / Concierto este Jueves 23 de Junio - Berlín, sinfonía de una gran ciudad

Próximo Concierto

Berlín, Sinfonía de una gran ciudad
Director: Walter Ruttmann

Proyección con música en vivo por El Gabinete

UAM Xochimilco
Auditorio Vicente Guerrero
16:00 Horas

ENTRADA LIBRE

 

Queridos amigos de El Gabinete,

Una vez más, nos complace invitarlos a esta proyección, esperamos verlos por allá.

Nos despedimos con cariño,

Los Secretarios de El Gabinete
www.elgabinete.org


domingo, mayo 08, 2011

Llegada a la CU de la marcha de por la paz y la dignidad. Mayo 7 de mayo para continuar Mayo 8.

Clamor en CU por impotencia ciudadana

Cientos de hombres, mujeres, familias, estudiantes y funcionarios de la casa de estudios recibieron a los integrantes de la Caminata-Marcha por la Paz con Justicia y Dignidad a quienes dijeron: "No están solos".

 

Aplauden desde Basílica de Guadalupe movimiento por la justicia

Clamor en CU por impotencia ciudadana

Cientos de hombres, mujeres, familias, estudiantes y funcionarios de la casa de estudios recibieron a los integrantes de la Caminata-Marcha por la Paz con Justicia y Dignidad a quienes dijeron: "No están solos".

Roberto Garduño
Publicado: 07/05/2011 09:37

Clamor en CU por impotencia ciudadana

Javier Sicilia y el poeta Hugo Gutierrez Vega al llegar a CU. La Jornada / Francisco Olvera

México, DF. La tragedia por la pérdida de vidas inocentes en la guerra del gobierno federal contra el crimen organizado, rozó con impotencia a los miles de ciudadanos que llegaron a Ciudad Universitaria para recibir a la marcha silenciosa por la paz.

Y el oficio de poeta en Javier Sicilia conmovió a las familias que por cientos le escuchaban en las "islas" del campus universitario: "México es esto, México es el amor, la compasión, la solidaridad, no el crimen, no la guerra, no queremos más esto. ¡Dejemos hablar a la poesía para que callen los insensatos!"

La recepción a las mujeres, hombres, familias de la marcha silenciosa en la UNAM fue entrañable. Cientos de estudiantes y funcionarios de la casa de de estudios se desplegaron en el corredor que se formó entre la explanada de rectoría, las islas y el frontón cerrado.

Y de espaldas al auditorio Justo Sierra en la Torre II de Humanidades se instaló un templete donde la Orquesta de la Escuela Nacional de Música de la UNAM interpretaría las sesiones de coros del réquiem de Mozart.

El poeta Sicilia, breve, sin decir de más agradeció el cobijo y dio paso a la orquesta universitaria: "Hemos marchado a lo largo de tres días en silencio, conversando entre nosotros. Gracias a la máxima casa de estudios, gracias a los estudiantes, esta fue mi escuela, esta fue mi alma, aquí me formé, me da mucho gusto estar aquí. Gracias también a Sealtiel Alatriste, escritor, a mis lados están Hugo Gutiérrez Vega, uno de los altos poetas de esta nación, y el padre Miguel Concha, uno de los grandes cristianos, y uno de los defensores de los derechos humanos más dignos y más grandes de este país.

"Queremos decir algo que nace del silencio: me decía Hugo recordando al filósofo (Theodor) Lessing que cuando la 'insensatez ocupa la vida pública, la poesía tiene la razón'. Vamos a escuchar poesía en el réquiem de Mozart (las tres secciones de coro que compuso antes de morir), la misa de muertos que anuncia la resurrección más hermosa que se haya compuesto en la historia. Oigámosla y dejemos la palabra a la poesía que viene del silencio y dice mucho más que todo lo que podamos decir. Que se oiga esto porque en ella también se recoge el dolor, los corazones, el amor con que hemos caminado, la presencia de lo que debe ser México."

Le siguieron el padre y la madre de la Adriana Morlet, alumna de la Facultad de Arquitectura desaparecida hace ocho meses.

Él, provocó el silencio: "un día como hoy, hace ocho meses, mi hija desapareció. Estudiante de la UNAM alumna distinguida en la Facultad de Arquitectura, vino a sacar un libro a la biblioteca y no volvimos a saber de ella. ¡Ocho meses sin saber de ellas! No sabemos nada. Desde que mi hija desapareció -aquí está mi esposa- sufrimos una puñalada en el corazón. No nos hemos repuesto.

"Estamos sufriendo las consecuencias de una guerra que no pedimos, de una guerra para la que no estábamos preparados, y ellos, los que decidieron la guerra, están en los restaurantes de lujo, en sus oficinas que pagamos nosotros, planeando cómo distribuirse el poder."

Los oyentes respondieron y el reclamo pasó a ser eco. ¡No están solos! ¡No están solos! ¡No están solos!

Después el réquiem de Mozart y el descanso en el frontón cerrado para enfilarse hoy a la plaza de la Constitución.

Insurgentes

México, DF. Marcha por la paz, la justicia y la dignidad sobre avenida de los Insurgentes. Francisco Olvera / La Jornada

 


Marcha Nacional 8 de mayo por la paz. México. Convoca Javier Sicilia

Marchas del 8 de mayo

La marcha nacional empezará el 5 de mayo en Cuernavaca y terminará el 8 de mayo en el Zócalo de la Ciudad de México.

Para todos aquellos que no puedan venir, en el blog alusivo han propuesto la organización de marchas paralelas en varias ciudadades.
A los que desean publicar los datos de la ciudad (en México o el extranjero) se les pide manden los datos a las cuentas de twitter @rjchihuahua y @sarcle para subirlos a la tabla de abajo.

El blog: http://marchanacionalporlapaz.blogspot.com/2011/04/marchas-del-8-de-mayo.html

es de todos y su único propósito es coordinar mejor las marchas. La única cuenta oficial de Javier Sicilia en Twitter es @mxhastalamadre .

---------------------------

Carta de Javier Sicilia

A continuación, el mensaje íntegro que el poeta Javier Sicilia leyó el miércoles 13 de abril en Cuernavaca.


Estamos hasta la madre


Alto a la guerra

Por un México justo y en paz



Dios nos sobrevive, tan sólo él nos sobrevive, con el corazón dolido, rodeado de una gran matanza/ de hombres, de mujeres, de niños/ aguardando que comprendamos el amor y la justicia.


Jules de Supervielle



Desde hace 8 días estamos aquí, en este plantón que no es sólo el signo de una herida abierta en la patria, sino también –en su pobreza e inestabilidad– de la indefensión y vulnerabilidad en la que desde hace mucho tiempo vive la ciudadanía azotada por el pudrimiento de sus instituciones y la irracionalidad demoníaca del crimen. Estamos aquí, en estas condiciones, exigiendo perentoriamente a las autoridades que encuentren a los culpables de este crimen que nos arrancó a nuestros hijos: a Juan Francisco Sicilia Ortega, a Luis Antonio Romero Jaime, a Julio César Romero Jaime, a Gabriel Alejo Escalera, y que nos ha estrujado el alma.

Las omisiones del gobierno de Marco Antonio Adame, de los Presidentes Municipales de Jiutepec, Miguel Ángel Rabadán, de Temixco, Nereo Bandera Zavaleta, de Cuernavaca, Manuel Martínez Garrigós y del Congreso del Estado han sido tremendas –recuerdo sólo una, clara y contundente, por no hablar de los más de mil homicidios que llevan sus gobiernos sin resolver: El toque de queda que el 19 de abril de 2010 decretaron los cárteles en la entidad y frente al cual estas autoridades nos sólo fueron omisas, sino hasta obedientes y cobardes (ellas mismas cerraron temprano las instituciones públicas y dejaron a la ciudadanía a merced del crimen)–. Ese simple hecho, que se agrega a los más de mil crímenes sin resolver, a los de Juan Francisco, Luis Antonio, Julio César y Gabriel, y a los que se han sumado en estos días, me hace a nombre de la dignidad ciudadana, exigirle a Marco Antonio Adame, a Miguel Ángel Rabadán, a Nereo Bandera Zavaleta y a muchos congresistas omisosos y corruptos–cada uno de los partidos políticos conoce a los suyos y debe reclamárselos–, que renuncien inmediatamente a sus cargos de gobierno. Sabemos, por desgracia, que aún no existe la figura jurídica de la revocación del mandato –esperamos que pronto se apruebe y pueda ejercerse––. Pero existe la vergüenza y la dignidad. Cuando al llegar a sus cargos, ustedes juraron ante la patria, es decir, ante nosotros, los ciudadanos, que harían cumplir la Constitución o que el pueblo se los demandara, nosotros confiamos en ustedes. Ahora que han demostrado que han sido incapaces de cumplirla, el pueblo reunido aquí en el centro de los poderes de Morelos, les demanda sus renuncias. Si no lo hacen, llevaran la vergüenza en su frente y el desdén de los ciudadanos de este Estado.

No dudo, sin embargo y a pesar del oprobio en que nuestras autoridades nos han sumido, que hay buenos policías y buenos soldados investigando y arriesgando sus vidas para dar con el paradero de los asesinos de Juan Francisco, de Luis, de Julio y de Gabo. Pero en estos días no han dejado de multiplicarse los asesinatos de muchachos, de civiles, de migrantes, de mujeres, y sobre nuestras espaldas pesan cerca de 40,000 muertos con los que tenemos la deuda de poner en claro sus nombres, sus apellidos, sus historias para reivindicarlos moralmente e indemnizar a sus familias que, además de sufrir el desprecio y la criminalización de las autoridades, son pobres –nosotros, los ciudadanos de Morelos, al levantar el plantón y exigir la renuncia de nuestros malos gobernantes, hemos dejado en el suelo de la plaza de gobierno y como un símbolo del dolor y de la memoria las placas con los nombres de Juan Francisco Sicilia Ortega, de Luis Antonio Romero Jaime, de Julio Romero Jaime, de Gabriel Alejo Escalera, de María del Socorro Estrada Hernández, de Álvaro Jaime Avelar y de Jesús Chávez Vázquez. A esas placas iremos agregando las placas de las víctimas que se vayan reconociendo y de las que continúen apareciendo a causa de la inoperancia de nuestras instituciones. Hacemos un llamado a toda la nación para que en cada plaza de cada pueblo, de cada municipio, de cada Estado se haga lo mismo con los asesinados que allí vivían. En cada plaza del país debe haber una memoria de nuestros muertos en esta guerra imbécil, una memoria de nuestro Holocausto.

Frente a estas omisiones, frente a la violencia de todo tipo que se ha apoderado del país, frente a esta guerra mal planteada, mal hecha y mal dirigida, que lo único que ha logrado, además de sumirnos en el horror y el crimen, es poner al descubierto el pudrimiento que está en el corazón de nuestras instituciones, frente a toda esta locura que tiene desgarrado el tejido y el suelo de nuestro país, uno se pregunta: ¿Dónde están los gobiernos y sus poderes, dónde está la clase empresarial de la nación, dónde la Iglesia católica y la otras Iglesias que dicen custodiar nuestra vida espiritual, dónde está la dignidad sindical que dice guardar la nobleza de los trabajadores y dónde los partidos políticos que dicen tener un programa para la nación? ¿Dónde los ciudadanos que abandonándonos al cuidado del pudrimiento de las instituciones no hemos tomado en cuenta la lección zapatista de organizar en asambleas reconstituyentes nuestros barrios, nuestros pueblos, nuestras colonias para crear gobernabilidad?

Todos y cada uno de ustedes y de nosotros tenemos graves omisiones y complicidades criminales maquilladas de legalidad que nos han sumido en el caos
y, como le dijo el poeta Mandelstam a Stalin, nos hacen ya no sentir el suelo bajo nuestros pies.

Hasta ahora, sumidos en sus intereses, empantanados en sus pequeñas y mezquinas ambiciones ideológicas, mediáticas y electoreras, empeñados en idioteces, lejos de detener esta violencia demencial están despojando a nuestros jóvenes de la esperanza y de sus sueños, y les están mutilando su creatividad, su libertad y su paz.

Los partidos políticos tienen gravísimas omisiones frente al crimen organizado. Esas omisiones han sido la moneda de cambio para acomodarse aquí y allá, erosionando las instituciones e hiriendo gravemente a la nación.

Los gobiernos, me refiero al ejecutivo y legislativo de la Federación, de los estados y de los municipios, han mantenido impune a una buena parte de la mal llamada clase política porque no han sido capaces de independizar al poder judicial de la política y con ello han protegido intereses y complicidades criminales. Cuando Colombia logró sacar del control político al poder judicial, logró encarcelar al 40% de los miembros del Congreso que estaban vinculados con el crimen. Son omisos también porque en nombre de una guerra absurda están destinando presupuestos multimillonarios para alimentar la violencia y, al quitárselos a la educación, al empleo, a la cultura y al campo, están destruyendo el suelo en el que la sobrevivencia y la vida pública tienen su casa.

El esfuerzo que podamos hacer los ciudadanos y algunos gobernantes honestos y comprometidos resulta inútil, estéril, sin jueces, magistrados y ministros que impartan justicia. Hoy son más los incentivos para operar en la ilegalidad que dentro de ella. Demandas y denuncias que se quedan archivadas por años, litigios y procesos a modo, amparos otorgados al vapor, sentencias recurridas y reducidas que demeritan ante los agraviados la sensación de haber recibido justicia e invitan a hacerse justicia por propia mano. Mucha de la sensación que hoy tenemos de vivir en la ilegalidad se debe a un poder judicial ineficaz, corrupto y dependiente de las mismas corrupciones políticas.

Los empresarios han sido omisos al cuidar sus intereses particulares por encima de los de la gente que hace posible la vida de los pueblos. Su egoísmo y su vida timorata les ha impedido denunciar a quienes de entre ustedes –que administran la banca y tienen algún tipo de empresas–, lavan dinero; les ha permitido administrar el desempleo para explotar el trabajo honrado, pero mal pagado, y maximizar sus ganancias; les ha permitido destruir formas de comercio nacidas de la vida de la ciudadanía con el fin de expandir sus mercancías y sus industrias, y destruir las formas de vida autóctonas. Han sido omisos –y aquí me refiero a los monopolios mediáticos– al no permitir la democratización de los medios, al manipular a la ciudadanía a través de ellos para conservar sus intereses, expandir sus capitales y negociar con los partidos. No es posible que en esta nación tengamos al empresario más rico del mundo y a 50 millones de hombres, mujeres, niños y niñas, despojados y sumidos en la miseria. Hoy somos testigos de una guerra entre los gigantes de la telecomunicación, una guerra tan imbécil y absurda como la que vivimos entre el crimen y el gobierno, y ya no sabemos bien si su disputa es por los mercados, por el espectro o por saber quien logra expoliar más a los mexicanos.

El Informe del Banco Mundial sobre Desarrollo que en estos días comenzará a circular dice, como lo señaló Jorge Montaño, integrante consultivo de ese informe, que "el empleo, la justicia y la seguridad ciudadana son fundamentales para romper los círculos de la violencia criminal y política (…) Los movimientos de violencia son mayores cuando elevados niveles de tensión se combinan con faltas de legitimidad o capacidad deficiente de las instituciones nacionales. México "se encuentra ante una oleada sin precedentes de violencia (…) El tráfico de drogas, la trata de personas, el blanqueo de dinero, la explotación (…) de los recursos naturales, la falsificación y las violaciones a los derechos humanos, son actividades lucrativas que facilitan la penetración de la delincuencia organizada en las vulnerables estructuras sociopolíticas, judiciales y de seguridad" de países como el nuestro.


Los sindicatos han sido omisos porque se construyeron no para la defensa de los trabajadores, sino para el clientelismo político. Han visto al Estado y lo siguen viendo como una ubre de la que pueden extraer ganancias corruptas. El caso más claro es el del sindicato de la educación que se ha convertido en un mercader de votos con el que anticipadamente los partidos y los gobiernos comprometen sus agendas y la dignidad del país.

Las Iglesias también han sido omisas. La mía, la católica, a la que me refiero por ser la mía y la mayoritaria en este país, ha sido omisa porque al reducir la vida del espíritu y la marea del amor de Cristo a una pobre moral sexual y al cuidado de la imagen ya muy deteriorada de su institución, ha descuidado el amor y el servicio a los pobres, y, semejante a la clase sindical y empresarial de nuestro país, ha buscado el poder, el clientelismo político y la riqueza humillando la Palabra. Ha sido omisa porque preocupada por la vida que está en el vientre de las madres –y que hay que defender–, ha descuidado las de los que ya están aquí. Estamos ante el mal y la Iglesia debe decir con San Agustín: "Buscaba de donde viene el mal y no salía de él". Si ustedes hablan alto y con claridad, si se niegan a las componendas y a los privilegios, que ocultan el crimen; si son fieles a su Señor y están dispuestos como él a dar la vida, podemos hacer que el número de las víctimas disminuya más rápidamente.

Todos y cada uno de ustedes ha puesto como el valor supremo de la vida a la economía en su sentido más pervertido: el del consumo y el del dinero. En su nombre, han destruido todos los ámbitos de convivencia y con ello han destruido nuestro suelo y nuestras relaciones de soporte mutuo hasta sumirnos en el horror de la violencia, la miseria y el miedo. Cada uno de nosotros hemos también sucumbido a ello y conocemos nuestras traiciones. Por ello les decimos y nos decimos que toda esta violencia debe de terminar o al país se lo va cargar la chingada.

En 1994, cuando los indios de este país se levantaron en la frontera sur, en Chiapas, con su "Ya basta", pusieron ante los ojos de la patria la inmensa cantidad de excluidos que las ambiciones, los intereses de ustedes y su luchas cerriles habían ignorado y humillado.
Con ello, nos pusieron también ante los ojos la desgarradura que el tejido de la nación venía sufriendo desde décadas atrás. A pesar de los legítimos reclamos del zapatismo, a pesar de sus propuestas para rehacer un México en el que todos quepamos, ustedes los han ignorado, los han intentado desprestigiar y los han reducido a un cerco militar y mediático. Diecisiete años después, su sordera, y la continuación de sus mezquindades y ambiciones, han provocado que en la frontera norte, en Ciudad Juárez, se haya instalado la violencia, la impunidad y el miedo. Entre esa frontera: la del norte, la de la impotencia, la del pudrimiento de las instituciones y la del imperio de la impunidad y el crimen, y la otra, la del sur, donde resiste, como puede, un puñado de dignidad moral, las familias de este país están quebradas, pero no vencidas; están profundamente dolidas, pero no aterrorizadas, sino indignadas; llenas de esa fuerza moral que los indios y los excluidos de esta nación han sabido comunicarnos.

Con esa dignidad, y acompañados de Julián Le Baron, de Olga Reyes, de padres de la guardería ABC, de las madres de los asesinados en Salvarcar, de los deudos de los muertos de Pasta de Conchos y de tantos y tantos padres y madres que han visto asesinar a sus hijos, de Emilio Álvarez Icaza, del padre Miguel Concha, de Miguel Ángel Granados Chapa y de Alberto Athié, convocamos a una nueva marcha nacional para el domingo 8 de mayo en el zócalo de la Ciudad de México. Nosotros, la ciudadanía de Morelos, saldremos caminando de la Paloma de la Paz el 5 de mayo para pernoctar el 7 en la Espiga, escultura de Rufino Tamayo, que se encuentra en el Centro Cultural de la UNAM y salir el día 8 a las 7 de la mañana rumbo al sitio donde se asientan los poderes de la República. Invitamos a todos los ciudadano de otros Estados de la República a que hagan lo mismo y juntos lleguemos al zócalo de la Ciudad de México.

Vamos a caminar en silencio, después de estos días de recogimiento y meditación, para detener la violencia; para decirles que aún estamos a tiempo de rehacer nuestro suelo y nuestro tejido social –uno de los dones más bellos que tenemos– y de refundar la nación.


Vamos a ir al zócalo de la Ciudad de México para exigirles al Presidente de la República, al Congreso de la Unión, a los partidos políticos, a sus líderes, a los empresarios, a los líderes sindicales, a las Iglesias y a sus jerarquías, que asuman su responsabilidad para que los millones de mexicanos que aman este suelo llamado México no vean cancelado absolutamente su porvenir.

Vamos a convocarlos allí para que con nosotros y ante nosotros se comprometan a firmar un pacto nacional auténtico, genuino, sin simulaciones y escenografías institucionales –esas instituciones que ya son meros vestigios de lo que fue una nación–; vamos a convocarlos para que firmen un pacto en el centro de la ciudad más dolida de entre las dolidas, en el centro de la ciudad que más muertos ha puesto en los últimos años: en el centro de Ciudad Juárez. Ahí, en la herida abierta de la frontera norte, vamos a convocarlos para que ustedes, que han malversado nuestro dinero, han decidido sin consultarnos en nuestro nombre, han defraudado nuestra confianza y han puesto al país en estado de emergencia nacional, firmen un pacto que les permita recuperar la representación de la nación que casi han perdido y hagan valer los cargos que ostentan antes de que sea demasiado tarde.

Pero vamos también allí a decirnos a nosotros mismos, frente a sus omisiones y complicidades, que también nosotros, desde abajo, podemos, si nos organizamos, tener asambleas constituyentes y reconstituyentes en cada colonia, en cada barrio, en cada comunidad, para crear gobernabilidad y seguridad locales y confiables.

Vamos a ir caminando en silencio –el lugar en donde nace la palabra verdadera y se recoge para se comprender sus significados profundos–; vamos a caminar así para evitar que los gritos nos confundan y la indignación, que lleva a veces al insulto, nos haga perder el amor. Este silencio, en el que nos recogemos, marca un tiempo necesario para que surja la palabra y las palabras claras y precisas que necesitamos.

Iremos presididos por el máximo emblema de nuestra casa: la bandera de México. La llevaremos hasta allí donde se asientan los poderes de la República; allí en donde los antiguos miraron por vez primera el lago, el águila y la serpiente en el nopal.

Vamos a ir allí para exigirles que asuman la esperanza de todos con propuestas concretas y plausibles –algunas de las cuales llevaremos–; vamos a ir allí para obligarlos, porque ustedes han olvidado que la soberanía, como lo señala el artículo 39 de nuestra Constitución, radica en los ciudadanos– a que pacten con nosotros y de cara a nosotros; para obligarlos a realizar un esfuerzo profundo y sistemático que detenga esta violencia que nos está destrozando el alma y el cuerpo, y despojándonos del derecho que tenemos a vivir en paz en un México en el que todos quepamos con nuestros seres queridos que son todos los seres queridos de cada uno de los que habitamos este país.

Porque vivimos un tiempo límite vamos a ir también allí a preguntarles ¿Cómo pretenden ir a las elecciones si no son capaces de ponerse de acuerdo entre ustedes para defender la vida de los hijos y las hijas de nuestro amado México?

Además opino que hay que devolverle la dignidad a esta nación y hacer que este dolor sirva para rehacer el amor y la justicia que perdimos.


http://www.proceso.com.mx/rv/modHome/detalleExclusiva/90229

domingo, noviembre 07, 2010

Justicia para Jordy

Por favor firmen en la liga:

http://criminaljustice.change.org/petitions/view/justice_for_jordy_-_stop_impunity_in_mexico

Dieciséis años de edad, víctima de linchamiento Jordy Alberto fue quemado vivo en Oaxaca, México. Un acto muy cruel y bárbaro que quedó impune, aun cuando se identificaron a sus agresores y se tienen pruebas suficientes para incriminarlos. Jordy fue acusado de robar sin ninguna prueba. Varios miembros del sindicato de taxistas muy cercanos al poder del gobierno local participaron en el linchamiento en frente de la policía y la prensa - lo golpearon, vertieron gasolina sobre su cuerpo y le encendieron fuego.

La mamá de Jordi, la señora Marahi Ortega García pide a las autoridades mexicanas investigar el incidente, para que los culpables sean debidamente sancionados por la ley, pero sólo ha recibido negativas y burlas sobre su solicitud de "se haga justicia".

En México, el sistema de justicia está en crisis. Pedimos la ayuda de la comunidad internacional para restablecer el imperio de la ley y la justicia por el asesinato de este joven.

Pedimos a todos aquellos, organizaciones e individuos que apoyan los derechos humanos a unirse a por esta causa.

Detengamos la impunidad en México!

Por favor, ayuda a una madre para que la paz le llegue mediante una justicia efectiva.